Office 2013 Professional Plus x64
Descargar
Windows 8AndroidGuías Linux 32-bit
Noticias Oficina Ubuntu iOS Descargas
ActivadorMac OSWindows 7Software

Arreglar una máquina digital que cayó al agua (o se mojó)

Estás leyendo el tema Arreglar una máquina digital que cayó al agua (o se mojó) publicado en el foro El Taller. Puedes unirte a la conversación o bien, abrir un nuevo tema de debate. Tal vez te interese descubrir un tema previo o uno posterior.

Arreglar una máquina digital que cayó al agua (o se mojó)

    • Avatar de Cracksper
      0 / 5

      Desempeño

      1995

      Mensajes

      250

      Post útiles

      Karma

      - 4 +

      Reputación

      501

      Gracias

      Cracksper
      • 85
      Uno de los mejores posteadores Usuario
        - @Cracksper{rating} #1 -

      Estuve pensando bastante antes de escribir este artículo, básicamente porque, a pesar de considera que cuido muy bien las cosas, mi cámara digital se mojó de la forma más pelotuda posible. Tanto que vamos a evitar el cuento, aunque es realmente anecdótico.

      La cuestión es horas después de Nochebuena la cámara quedó sumergida en agua varias horas…

      Cuando la vi como un submarino negro además de sentirme, bueno… ya sabrán como, recordé que había leído en algún sitio en inglés sobre fotografía que podía existir vida después de la muerte (hablando de cámaras digitales, claro). Así que en lugar de reventarla contra el piso, tomé aire, conté hasta 10 y me puse las pilas para recuperarla.

      Como secar una cámara digital que pasó por agua

      Creo que lo más importante, al menos si les pasa como a mi que no solamente se mojó sino que estuvo sumergida, es simplemente… darla por perdida. Suena tonto, pero darse cuenta que la cámara no sirve más y que probamos recuperarla “por las dudas” nos quitará mucha ansiedad acumulada. Quizás nos cargue de culpas (o le podemos echar la culpa a lo que tomamos en Nochebuena) pero es una buena práctica para no apurarnos.

      1) Lo primero que hice (y hay que hacer) fue sacarle la batería y la tarjeta de memoria.

      Esto es importante ya que hay que evitar a toda costa que circule cualquier tipo de corriente por la cámara (el agua es conductora… demás esta decir que si la prendés estando mojada para ver si anda te recibís de pajer@). Por lo general las cámaras tienen la batería para el funcionamiento principal y una pequeña pilas “tipo para reloj” para conservar datos como la fecha y las configuraciones. Algunas tienen estas pilas accesibles, otras… necesitarán ser desarmadas.

      Una vez que sacamos todo accesorio, tarjeta, pila y batería, deberemos proceder a colgar la cámara (yo la colgué en la soga de la ropa, con varios broches) en un lugar con buena corriente de aire pero en donde el sol no dé directamente. Yo la dejé colgada por unas 12 horas. En ese momento el cuerpo de la cámara se había secado, obviamente las partes internas seguían con una humedad pasmosa y bastaba ver el lente para darme cuenta.

      2) Luego viene el momento del secado lento.

      Una vez que no vemos “agua” pero sabemos que la humedad interna no se ha ido, vendrá el tiempo de dejar que la cámara seque lentamente.

      Yo siempre usé el arroz para esto, ya que es un excelente “chupador” de la humedad lindante (si se les humedece la sal, pónganle arroz al salero y verán). Así que abrí un paquete de arroz y mandé la cámara adentro, sin antes abrir toda puertita que tenga libre. También si quieren una cámara con un buen aroma pueden utilizar granos de café, si es de Sumatra, mejor.

      Cámara en arroz

      (En terapia intensiva – La cámara sin signos vitales "secándose" en arroz)

       

      En mi caso intenté ir un poco más allá y al día siguiente decidí abrir la cámara. Para eso son muy útiles los “manuales de servicio” que muestran casi paso por paso cómo desarmar cualquier cosa. El de mi cámara lo encontré acá, pero probando con“módelo de cámara + “service manual” en Google es muy probable tener buenos resultados.

      La cámara quedó en arroz desde las primeras horas del lunes hasta el jueves. Tuve como aliado un viaje que hice el martes Santa Fé (para salir con el Flaco Shalkis) que me permitió olvidarme del asunto. Cuando llegué el jueves y vi la cámara no tenía rastros de humedad ni siquiera en el lente. Así que procedí de nuevo al armado y prueba.

      El rearmado de la máquina (si es que la desarman) debe hacerse con tranquilidad y paciencia, cómo si la cámara fuese de un cliente y deban responder por ella. Digo esto porque pensaba justo en eso mientras lo hacía, ya que por lo general los técnicos solemos ser más cuidadosos con lo ajeno que con lo propio. Una vez armado y conectado el único flex que había desconectado, coloqué la batería y apreté el botón de encendido (lo siento, me olvidé de rezar).

      Y encendió, como la primera vez que lo hizo, allá hace más de 2 años…

      Y para muestra, basta un botón poco de arroz.

      Arroz que salvó la cámara

      (Granos de arroz, pequeños héroes que evitaron una debacle)

      Algunas consideraciones

      Alcohol isopropílico: Amo esta sustancia y si hubiese conseguido sumergía las plaquetas de la cámara un rato en él para asegurarme. Recordemos que el alcohol isopropílico es un alcohol fantástico para limpiar equipos electrónicos y se disipa en segundos, quitando también la humedad de la zona donde actúa. Como no conseguí y, a su vez, el agua en donde estuvo la cámara era totalmente limpia, decidí “saltar” este paso, aunque si tu cámara se cae en agua de río, o en un barril de cerveza, debés usar este alcohol sin lugar a dudas.

      Obviamente como todo alcohol puede dañar plásticos y la zona de la lente. Por eso mismo es una sustancia que debe usarse por personal idóneo (y para ello la cámara debe desarmarse).

      Si se cae en agua salada: Si vas de veraneo al mar y se te cae en agua salada, o si estás sacándole fotos a la olla en donde estás hirviendo agua con sal y se te cae ahí, debo advertirte que el agua salada es corrosiva. Así que si te sucede esto, deberás:

      1) Sacar pilas y memorias (como siempre).

      2) Sumergir en agua dulce, sacar (total, ya se mojó antes…)

      3) Sumergir en agua dulce de nuevo, moviendola dentro, sacar.

      4) Con 1 día de secado al sol y en arroz, colocarla en alcohol isopropíloco.

      5) Darle un par de días más de aire seco.

      El procedimiento de “ponerla en agua dulce” es para quitar todo rastro de sal dentro de la cámara. Si “la cagada está hecha” de nada sirve ponerla a secar sin previamente “lavar” la cámara con agua dulce intentando sacar toda la sal dentro. Obviamente a nadie le gusta torturar un dispositivo, por eso les recomiendo lo que puse al principio: resignarse a que ya la perdimos.

      Yo era de los que se ponían la correa al cuello cada vez que sacaba fotos… y me pasó.

      Así que ya saben, de los cuernos, de la muerte y de mojar una cámara, no se salva nadie.

      Tengan cuidado.

      Guillermo para Alt-Tab. 



       
¡1 navegando! y 0 persona(s) más está(n) aquí mismo.
Buscar | Nuevos mensajes | Temas que sigo | Versión de texto Hora: 31 Octubre 2014 17:07 |